¿Conocen las empresas qué pasos dar de cara a una crisis?

¿Conocen las empresas qué pasos dar de cara a una crisis?
  • Por regla general, las empresas so saben reaccionar ante una crisis.


  • Es fundamental saber comunicar de una manera eficiente y concisa todas las acciones a tomar.

La comunicación tiene un papel principal a la hora de combatir y minimizar los efectos que tiene una crisis en nuestra empresa. Una decisión errónea, un mal comentario o un titular pueden acabar rápidamente con la reputación que con tanto sudor hemos labrado.

Por regla general, la mayoría de las empresas no saben cómo reaccionar ante una crisis, tendiendo a buscar culpables y a no dejarse asesorar por aquellas personas expertas en el tema. Es por esto que la profesionalidad pasa por tener preparado de antemano un equipo gestor de crisis y un manual de procedimientos donde se especifique qué se debe hacer, quién debe hacerlo y cómo tiene que gestionarse. Asimismo la elección de portavoces adecuados, la elaboración y actualización de los mensajes clave, la escenificación de todas las posibilidades son algunas de las medidas preventivas que debe tomar la organización.

El 83% de nuestros encuestados cree que las organizaciones no saben cómo actuar de cara a una crisis que afecte directamente a su imagen o reputación. Por eso, a continuación os damos una serie de consejos que conviene tener en cuenta:



  • Salir a explicar las decisiones. El líder debe comunicar de una manera competente y disciplinada la visión de un gran proyecto.
  • Comunicar en el momento oportuno. No debemos caer en el terreno de la incertidumbre.
  • Cuanto más impopular es la decisión más detalles se deben dar. Hay que dar razones, explicar los argumentos, aportar cifras y aventure futuros buenos resultados gracias a esa medida.
  • Todos a una. Todos los colaboradores deben difundir el mismo mensaje. De lo contrario, restaremos credibilidad a nuestra posición.
  • Primero los de casa. De cualquier decisión es imprescindible que se enteren primero nuestros empleados. Enterarse de manera externa puede resultar demoledor.
  • No comunicar por fascículos. Si hay que dar malas noticias, se debe hacer de manera clara, con valentía y liderazgo efectivo.
  • Hacer frente a los ataques exteriores. En situaciones de crisis los ataques externos deben ser repelidos rápida y categóricamente, porque de lo contrario muchos creerán que nuestra credibilidad es tanta que no tenemos fuerzas ni siquiera para replicar.