Adopta un abuelo: un ejemplo para apostar por el emprendimiento

Alberto Cabanes es un joven emprendedor que decidió abandonar un puesto estable en una consultora multinacional y apostar por Adopta un abuelo, su propio proyecto de carácter social.

Adopta un abuelo es una plataforma que conecta a los jóvenes con abuelos. Su objetivo es que los mayores se sientan queridos, escuchados y acompañados. Además, es un ejemplo de por qué un emprendedor debe de apostar por sus propias ideas aunque los comienzos sean difíciles. Actualmente conectan a más de 950 jóvenes con abuelos.

adopta un abuelo

¿Cómo surgió la idea de Adopta un abuelo?

Estaba en la residencia con mi abuelo Clemente y ahí se acercó una persona mayor, Bernardo, viudo y sin descendencia. Bernardo me confesó que su mayor deseo era tener un nieto y yo lo adopté como abuelo. Seguidamente comencé a llevar a otros jóvenes a la residencia para que hicieran labores de compañía a mayores.

¿Habías hecho antes de Adopta un abuelo algún voluntariado?

Había sido voluntario durante la universidad en el comedor social de San Bruno, sirviendo comidas y lavando platos para el colectivo de inmigrantes e indigentes. Pero nunca había hecho un voluntariado con personas mayores.

¿Qué dificultades encontraste para poner el proyecto en marcha?

A nivel personal, al principio fue muy complicado porque a mi familia le costaba entender que dejara un empleo indefinido en consultoría para dedicarme a una labor social. Eso fue lo primero.

Luego, a nivel económico, es verdad que, al principio, fue muy complicado obtener vías de financiación, sobre todo los primeros meses. Entonces, al final, yo puse todos mis ahorros, pedí un préstamo y vendí mi coche.

Cuando las cosas empezaron un poco más a fluir, empezamos a cerrar acuerdos de colaboración.

¿Cómo seleccionáis a los voluntarios? ¿Qué requisitos deben cumplir?

Todos los voluntarios tienen que pasar primero un test de personalidad y de aptitudes, una entrevista personal y deben tener entre 18 y 49 años.

@Adoptaunabuelo es un proyecto social que conecta a más de 950 jóvenes con abuelos con el fin de que estas dos generaciones compartan sus experiencias. Clic para tuitear

¿Qué beneficios aporta al voluntario Adopta un abuelo?

 Yo creo que principalmente sabiduría. Todos los voluntarios que participan la verdad es que dicen que están encantados con sus abuelos porque son una fuente inagotable de cariño, de amor, de sabiduría… Todas las historias que les cuentan de su vida, consejos para gente que está comenzando ahora su propia vida. Y yo creo que eso, se llevan la alegría, la felicidad, el saber que estás haciendo una buena obra y que estás dando compañía a una persona que lo necesita y luego está la parte de sabiduría.

¿Y al abuelo?

Hombre, pues la juventud. La ilusión de mantener una conversación, de sentirse escuchado, acompañado y querido, y de saber que hay gente joven que se preocupa por ellos a pesar de que en muchos casos tengan problemas de movilidad reducida y demás.

¿Cuál es el horizonte para Adopta un abuelo? ¿Habéis comenzado el proceso de expansión? ¿Tienes en mente empezar algún otro proyecto de estas características?

Queremos estar en todas las residencias del mundo y allí donde haya situaciones de soledad poder llegar y paliarlas. Ese es el horizonte de adopta un abuelo, esa es nuestra misión y nuestro objetivo.

Queremos estar en todo el mundo, por ahora, estamos haciendo experiencias piloto en Portugal.

No lo hemos pensado, estamos plenamente centrados en el acompañamiento.

Apúntate a nuestra Newsletter