Enganchados a las series, ¿por qué?

Guantes de boxeo Netflix y HBO
  • Nuevas formas de consumo y producción de contenidos audiovisuales


  • Series que atrapan a millones de espectadores en todo el mundo

La euforia por las series es un fenómeno que viene sucediéndose en los últimos años y ha explotado en una auténtica mitomanía por contenidos audiovisuales como Narcos, Juego de tronos o Orange is the new black, entre otras.

La euforia por las series es un fenómeno que viene sucediéndose en los últimos años. Clic para tuitear

De hecho, Andi Baiz, uno de los directores de la exitosa serie ‘Narcos’ asegura que este tipo de formatos está cambiando la forma de producir de la televisión tradicional transformando estos espacios en algo que cada vez tiene más similitudes con el cine. Así lo confirmaba en el seno de unas jornadas en las que participó el director colombiano y en las que se puso sobre la mesa las “Nuevas formas de consumo y producción de contenidos audiovisuales de ficción, organizada por la Fundación Aisge (Artistas e Intérpretes Sociedad de Gestión). Calificó este momento para las series como la “época dorada”.

Fabiola Peña, representante de actores, está de acuerdo con estas afirmaciones y apunta a la calidad de los contenidos para el éxito de las series, aunque como señala el actor Martiño Rivas, el fenómeno que está viviendo este tipo de ficción no viene de ahora, sino que se retrotrae a hace caso 20 años con la aparición primero de formatos como “Los Soprano” (HBO 1999) y posteriormente Dos metros bajo tierra (HBO 1999). “Una tendencia impulsada ahora por las nuevas plataformas digitales y que está derivando en una proliferación de series que consiguen atrapar a millones de espectadores en todo el mundo”.

Los grandes presupuestos es otra de las razones que está contribuyendo en buena medida a hacer estos contenidos más vistosos y llamativos. Ahora, las grandes plataformas digitales no solo se dedican a distribuir contenido, sino que también se han lanzado al campo de la producción. La chilena Esperanza Silva, actriz y directora de teatro, avanza el dato de que Amazon Prime Video va a desembolsar alrededor de 3.500 millones de euros en producir contenidos propios.

En concreto la serie narcos, con un presupuesto que rondaba los 25 millones de dólares en cada una de las dos temporadas, se postula como una de las más caras de Netflix, pero Baiz, también de las más rentables.

Amazon Prime Video desembolsará 3.500 millones de euros en producir contenidos propios. Clic para tuitear

Adrián lastra, actor de la serie Velvet que se emitía en Antena 3 desde 2014 expone que aunque en España se han producido muchas series de calidad en abierto, las plataformas digitales arriesgan más que las cenas televisivas.

A juicio de Martiño Rivas, actor de “Las chicas del cable”, primera serie española emitida por Netflix, el hecho de que existan plataformas digitales propicia que se puedan contar historias más nicho y exista una mayor variedad de contenidos, puesto que habitualmente las cadenas en abierto apuestan por historias de corte más generalista.

Para la profesora de sociología de Escuni, centro adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, el sentimiento de pertenencia que provocan estos formatos es clave para su éxito. Como además tienen una duración en el tiempo más larga que las películas, ser fan se convierte en una actividad que te hace formar parte de una comunidad, proporciona tema de conversación y te hermana con familiares y amigos.

El sentimiento de pertenencia que provocan estos formatos es clave para su éxito. Clic para tuitear

Esa comunidad además es más amplia de lo que podamos imaginar porque surca el planeta y traspasa fronteras. “Con Narcos, ha sido la primera vez que el público de habla inglesa ha tenido que leer subtítulos”, señala el director general de Aisge, quien expresa el dominio de las producciones anglosajonas.

“Con Narcos, ha sido la primera vez que el público inglés ha tenido que leer subtítulos” Clic para tuitear

En definitiva, las nuevas plataformas están cambiando el modo de consumir las producciones audiovisuales, pero también están introduciendo nuevos gustos en algunos países.

 

Dejar respuesta