Un cambio profundo

El sector del turismo ha crecido un 4% en España y se encuentra en la tesitura de decidir hacia donde avanzar para desprenderse de la idea que tienen muchos países sobre España al relacionarla sólo con el famoso turismo de sol y playa. Nuestro país ofrece mucho más y por ello tiene que crear un nuevo modelo turístico.

Sobre este tema desde Foromarketing creemos muy interesante el artículo de Javier Jiménez, socio de Deloitte responsable de Turismo y Hostelería, publicado recientemente en el económico “Cinco Días”.

La industria turística mundial, tradicionalmente orientada hacia la parte inmobiliaria del negocio, se enfrenta a profundos cambios cuyo impacto irá más allá de la larga crisis que estamos viviendo. Destaca, de modo singular, el nuevo perfil de cliente, cada vez más informado y exigente, para el que el factor emocional de los viajes y la expectativa de marcas fuertes con un servicio consistente serán la pauta de elección, tanto para viajes de negocios como para vacacionales.

En este sentido, si bien la demanda turística ya muestra signos de estabilización en 2010, al menos en términos de ocupaciones, y se confía en una recuperación de la industria lenta pero sostenida en 2011, la incertidumbre generalizada sobre las economías de los principales países del mundo evidencia que el factor de éxito a largo plazo, tanto a nivel de destinos turísticos como de cadenas hoteleras, vendrá por una adecuada gestión de las expectativas del cliente, independientemente de los vaivenes de los ciclos económicos.

En España, como gran país receptor de turistas, no podemos ser ajenos a estos cambios de fondo que obedecen, en parte, a puras transformaciones demográficas. Por una parte, Estados Unidos o Alemania cuentan con una amplia generación de babyboomers (con edades comprendidas entre los 45 y los 65) con alto poder adquisitivo, salud, ganas de viajar y de experimentar nuevas sensaciones, a los que la oferta tradicional de sol y playa no les resulta ya atractiva. El poder de esta generación es incuestionable: a medio plazo se estima que en los Estados Unidos supondrá el 60% de la riqueza de la nación.

Por otra parte, mercados emergentes como Italia o China están consolidando unas clases medias con creciente poder adquisitivo, estimándose que el PIB per cápita se duplicará en pocos años en China. Si bien gran parte del gasto turístico que generará esta nueva situación se centrará en el interior de esos países, se estima que la India llegue a generar 50 millones de turistas al exterior para el final de la década.

Ante este nuevo escenario de demanda que se presenta, la industria turística española en su conjunto no está adecuadamente preparada, y debe forzosamente reinventarse como modelo turístico, basado tanto en nuevos conceptos de oferta (para los destinos, para los hoteles y para la oferta complementaria) como en nuevos esquemas de relación con el cliente final (más allá del tradicional touroperador). En definitiva, se trata de diferenciarnos en la dirección que marcan los nuevos patrones de demanda, y hacerlo, de una forma eficiente y atractiva, a quienes se van a alojar en nuestros hoteles y disfrutar de nuevos destinos.

Esta transformación de la que hablamos debe ir más allá de la mejora de la calidad de las infraestructuras hoteleras, que es condición necesaria pero no suficiente. Así, una palanca de ayuda será la consolidación de marcas hoteleras fuertes y de referencia en los diferentes segmentos del mercado, que sepan trasmitir una propuesta de valor consistente para un viajero cada vez más informado y exigente.

Esto es algo en lo que ya llevan trabajando años los principales grupos empresariales turísticos españoles, pero que con la atomización que impera en el sector ha sido muy difícil de generalizar a la industria en su conjunto.

Este refuerzo de consolidación de marcas y de nuevo marco de relación con el cliente final (utilizando toda la fuerza de los canales online) requiere inversiones relevantes en tecnología y en recursos humanos, algo que sólo está al alcance de grupos con un tamaño determinado, máxime en un entorno de dificultades económicas como el que atravesamos en la actualidad.

¿Quieres recibir nuestra recopilación semanal de noticias?

Le informamos que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por RMG & ASOCIADOS S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado le informamos que los datos que no facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de RMG & ASOCIADOS S.L) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp.

En definitiva, si bien es cierto que la prioridad en estos últimos años ha sido sobrevivir a la crisis económica, aplicando medidas más tácticas y centradas en las operaciones y en los flujos de caja implementando acciones con proyección estratégica, no podemos permanecer al margen de esas tendencias de fondo que están afectando a la industria a nivel global, ni ser meros espectadores de las mismas. Desde luego, nuestros competidores no permanecerán parados en este nuevo escenario. Es tiempo de actuar.