¿Queremos y sabemos vender?

    Por motivos profesionales y personales tengo un cariño especial a la Feria de Valencia. Durante siete años estuve colaborando con ellos y noticias como la que acabo de leer en la prensa me duelen.

    Sic “La crisis se está cebando con los sectores que sustentan la actividad de la Feria de Valencia y ha acabado haciendo mella en la propia institución ya que presentará un ERE que reducirá su plantilla en una proporción desconocida por el momento. La plantilla de trabajadores es de 320 y temen que quede reducido a la mitad o a un tercio”.

    Hasta aquí esta noticia no deja de ser una de tantas que en estos tiempos que corren ya estamos habituados a leer, sin embargo, las declaraciones que han realizado los auditores no me dejan indiferente ya que comentan que “la oportunidad de optimización de la estructura comercial, tal vez sea un indicador para los gestores feriales en lugar de los recortes laborables”.

    Ahora llega mi reflexión: ¿cuándo empezaremos a darnos cuenta de que saber vender o querer vender siempre empieza cuando viene una crisis? Esta debería ser una actitud que las empresas deberían tener siempre presente y no sólo en tiempos de crisis. Antes de la crisis muchas compañías sólo se dedicaban a despachar y, aún así, sus cifras eran positivas pero cuando la crisis llega ya no vale sólo despachar, hay que vender y por todos es sabido que vender ES SIEMPRE UN ARTE, estemos o no en crisis y, por ello, las empresas deberían aprender a actuar sobre este grave error que existe en un porcentaje elevado de ellas.