¿Qué tipo de comunicación corporativa haces?

La Comunicación Corporativa de una entidad es todo lo que esta dice sobre ella misma y, por tanto, el conjunto de recursos de comunicación que posee y utiliza cada organización para llegar a todos sus públicos (empleados, proveedores, beneficiarios, administración, empresas, socios, juntas directivas, patronatos…).

Para que esta sea efectiva hay que definir bien varios conceptos antes: qué mensaje quiero transmitir, a quién, para qué, cómo… y también direnciar ciertos tipos de comunicación: la formal, informal, externa e interna. La comuniación formal es la que decide y regula la empresa, es más continua y estable, por ejemplo la elaboración cada año de una memoria anual o informe de actividades; la informal surge debido a las relaciones de los públicos y en ocasiones como consecuencia de un tema que preocupa o resulta importante para estos, por ejemplo los rumores; la externa tiene por objetivo crear, mantener o mejorar relaciones con los grupos de interés, se hace a través de la página Web, por ejemplo, o de los mails que se envían a proveedores, beneficiarios, colaboradores, etc., gestiona la imagen que la organización ofrece de sí misma al exterior; y la interna es la que dirigimos al personal que conforma la organización (empleados, voluntarios, becarios, etc.) con el objetivo de informar, motivar y retener el talento. Además, ayuda a conformar la cultura corporativa de la entidad.

Tras haber aclarado objetivos y tipos de comunicación podemos empezar a hacer una comunicación corporativa dinámica, planificada y estratégica que nos ayude a lograr dichas metas previas, teniendo en cuenta que:

  • Todo comunica en tu organización: Vuelta a lo mismo. No olvides que no solo comunica la publicidad que hagas, las notas de prensa que envíes, la web o las campañas de sensibilización que pongas en marcha. ¡Cualquier actividad diaria y cotidiana comunica! Desde la forma en la que se coge y atienda al teléfono hasta un mail resolviendo una duda de un beneficiario.
  • Realiza una comunicación corporativa bien integrada: Es importante reconocer e identificar todo lo que comunica en tu organización para que haya una coherencia y una simetría entre todos los mensajes. Cada uno de ellos se adaptará al contexto, al medio y al interlocutor pero siempre compartirán una misión y una base. Hay que tratar de impedir que la comunicación se fragmente y que cada área o departamento se centre solo en su parcela. Cada miembro de la entidad debe entender su trabajo como parte de un todo, de un conjunto y darlo a conocer así.
  • Con tu comunicación corporativa generas expectativas, ¡cuidado!: Como consecuencia de esto cada grupo esperará algo de la entidad en función de sus intereses y esto determinará el grado de satisfacción final. Para evitar crear falsas expectativas hay que conocer bien cuáles son las necesidades de cada público objetivo.

 

Ventajas de una buena gestión de la comunicación corporativa

 

  • Se mejorará el grado de satisfacción, la confianza y la lealtad de todos nuestros públicos hacia la organización.

  • Mejora de la reputación y la imagen de nuestra entidad.
  • Las personas que conforman y trabajan en la organización trabajarán más motivadas y el clima laboral se beneficiará de ello.
  • Mejorarán las relaciones con nuestros colaboradores, proveedores… y otras organizacioens del sector con las que trabajamos en partenariado, también con la Administración Pública.

Beatriz Revilla
Fundación Luis Vives