¿Por qué invertir en Colombia?

En este momento una de las alternativas más viables para que las empresas españolas salgan adelante es internacionalizarse a países donde haya cercanía cultural, seguridad, estabilidad política y rentabilidad.

Este es el caso de Colombia, un país con muchas oportunidades y beneficios para la inversión extranjera ya que cuenta con una fuerza laboral en crecimiento, enfocada en la satisfacción al cliente, con alta disponibilidad de mano de obra cualificada y emprendedora. Colombia es el país de Latinoamérica con la mayor tasa de crecimiento en su fuerza laboral y con el mayor énfasis en la satisfacción de sus clientes. Según el Anuario Mundial de Competitividad 2009 del Instituto Internacional para el Desarrollo Gerencial, Colombia cuenta con la segunda fuerza laboral con mayor disponibilidad de mano de obra cualificada, así como con una de las clases gerenciales más emprendedores de la región. Aparte de contar con una excelente posición geoestratégica que se traduce en una inmejorable equidistancia para los mercados del continente que permite menores tiempos de tránsito, mayor velocidad en las entregas y fletes muy competitivos para el transporte internacional.

Además de la confianza y crecimiento que está demostrando Colombia a nivel mundial, existen incentivos interesantes para los inversores extranjeros tales como zonas francas, suscripción de contratos de estabilidad jurídica con el gobierno colombiano, deducción de impuestos a la renta y exención de renta hasta por 20 años en varios sectores estratégicos, razones por las cuales, en la actualidad, Colombia encabeza las listas por ser un país de interés internacional con un mercado potencial tanto para la producción como el consumo de bienes y servicios.

En cuanto a cifras económicas, históricamente, Colombia se ha caracterizado por disfrutar de una gran estabilidad. Desde los setenta, su PIB ha mostrado un crecimiento dos puntos mayores al promedio latinoamericano y ha sido el país menos volátil de la región. Durante los últimos cinco años la economía colombiana ha crecido a tasas superiores del 4% y no ha experimentado crecimiento negativo. Igualmente, durante los últimos años, Colombia ha mostrado grandes avances en la lucha contra la corrupción, lo que la ubica como el segundo país menos corrupto en la región, según el “Informe de Desarrollo Financiero 2009” que evalúa las principales 55 economías.

Hay que aprovechar el potencial que dan los países emergentes en esta época de crisis, en la que existe saturación de los mercados desarrollados y oportunidades en los países que están en vía de desarrollo, que generen estabilidad, seguridad y confianza para expandir actividades y encontrar nuevos ingresos, fortalecimiento de las actividades y posicionamiento global.

Carolina Arias Jiménez
Asesora Inversión Internacional
Carji24@gmail.com