Marketing online en la PYME II: Posicionamiento SEO

Siguiendo con nuestra serie de cuatro post dedicados a desvelar vías o estrategias de marketing aplicadas a la PYME, en la entrada de hoy hablaremos del SEO.

Un buen punto de partida para empezar a hablar de esta herramienta de marketing podría ser una definición de SEO (Search Engine Optimization). La optimización para motores de búsqueda se compone de una serie de técnicas dedicadas a ajustar el contenido y formato de una página web con el objetivo de que situe en el lugar más alto posible en los resultados de búsqueda.

Utilizando un simil, si nuestra web fuera un coche, sería algo así como realizar una puesta a punto de cara a una competición. Además de esto, siguiendo con el ejemplo, un piloto debe tener unas directrices y conocimientos para poderle sacar el máximo partido al vehículo. Aquí también entra el SEO, ya que los contenidos y normas de conducta son el 75% de la efectividad de un posicionamiento.

El principal objetivo, como técnica de marketing, es que nuestros clientes nos encuentren a la hora de que les surja la necesidad de contratar un servicio o comprar un producto. Como es lógico, lo importante no es encontrar nuestra empresa en los primeros resultados cuando la buscamos en un buscador (aunque eso no debería faltar). Si ya sabemos el nombre de la empresa tiene poco merito.

SEO: vendiendo más en la PYME

Lo verdaderamente interesante es aparecer en los resultados cuando nuestros potenciales clientes buscan un producto genérico o un servicio, pero sin referirse a nosotros directamente. Este el verdadero objetivo del SEO. Estás técnicas pueden y deberían ser el origen de las ventas, no ya entendidas como la transacción directa a través de la web y sólo posible con una tienda virtual, sino estar presente en el shortlist del cliente a la hora de buscar un proveedor y la consecución de la venta.

Si a esto le sumamos que en el 70% de las compras o contrataciones de servicios se hacen tras echar un vistazo en Internet, estamos ante una necesidad más que ante un lujo. Además, muchos buscadores están potenciando las herramientas de marketing local, potenciando la segmentación geográfica, una característica que favorece la coexistencia.

Algunos de los procedimientos más comunes a la hora de realizar la optimización, que serán explicados en futuras entradas, son:

  • Conseguir enlaces de temática relacionada a tu sitio web.
  • Darse de alta en directorios importantes como Dmoz y Yahoo!
  • Participar en foros relacionados a la actividad de su página web.
  • Escribir artículos en otros sitios web de referencia.
  • Crear contenidos con textos que contienen frases con que buscan los usuarios web los servicios o productos de este sitio.
  • Potenciar la accesibilidad y usabilidad: limitar contenido en Flash, frames o JavaScript.
  • Crear títulos únicos y descripciones pertinentes del contenido de cada página.
  • Enlazar internamente las páginas de nuestro sitio web de manera ordenada y clara.

 

Pablo Vargas

Community Manager