Invertir en formación

    En mi nuevo post quería reflejar una reflexión que lleva rondándome la cabeza mucho tiempo. En muchos de los cursos de marketing y ventas que imparto, he observado cómo el nivel de la juventud profesional que se está incorporando al mercado está aumentando considerablemente. Hay un mayor nivel, un mayor interés y una mayor ilusión, y estoy llegando a descubrir grandes talentos y gente que si se la sabe trazar una carrera profesional acorde, podremos llegar a tener gente brillante que hará que las empresas sean más competitivas.

    Cada vez estoy más convencido de que hay que invertir en formación y que hay que pensar global y actuar localmente. Actualmente, nuestro país recibe cada vez un mayor número de estudiantes extranjeros, y ya no sólo de habla hispana, sino que hay una incipiente llegada de estudiantes del Este que eligen nuestro país como destino en el que incrementar sus conocimientos y experiencias.

    No podemos olvidarnos que esta formación multicultural enriquecerá nuestro tejido tanto laboral como formativo y que hará que los futuros empleados sean los mejores prescriptores de nuestra empresa.