El ying y el yang de la competitividad

    Recientemente leía en una noticia del Foro que diversas empresas líderes españolas se han unido para crear el Consejo Empresarial para la Competitividad con el objetivo de vender la marca España y así intentar devolver la confianza a la economía española por parte del mercado internacional. Mientras, en la prensa económica leía unas declaraciones de Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, que creo que son una verdad como un templo: “es más fácil hacer una autopista de 1.000 millones en Estados Unidos que una de 50 millones en España”.

    Por todos es sabido que España está constituido por Comunidades Autónomas, y esto a veces nos trae algunas limitaciones. De ahí que el señor Del Pino ha sabido realizar una crítica al a veces exceso de burocracia y la existencia de diferentes normativas en las Comunidades Autónomas que dificultan la actividad de las empresas en España. Esto me lleva a una reflexión, como ciudadano del mundo que me considero, entiendo que las Comunidades tienen que tener su propia normativa, sin embargo, en algunos aspectos, como por ejemplo el que señala Del Pino, debería existir una unidad de criterios. Así, lo que se conseguiría sería facilitar el trabajo a las empresas españolas que necesitan más que nunca llevar a cabo su actividad con más facilidades.

    Necesitamos que el mercado esté bien posicionado y hay que evitar poner trabas y limitaciones a las empresas para que sea más fácil conseguirlo. Me pregunto cómo nos encontraremos en 2020 no sólo a nivel nacional sino también internacional si no se conseguimos resolver estos “matices”.