Despedida y cierre

    Hoy se ha marchado de mi empresa una compañera de forma voluntaria. Hace unos años, me encontré en una situación similar. Aunque me gustaba mi trabajo, me hicieron una buena oferta en otra empresa del mismo sector. Las condiciones eran muy buenas, y sobre todo, el proyecto me ilusionaba.

    Decidí que mi salida en la empresa tenía que ser de la mejor manera posible. Es más fácil dejar una buena huella y salir por la puerta grande, que lograr una trayectoria de la que nadie se acuerde. En esta vida, una persona nunca ha de dejar de ser elegante. Y en en el ámbito profesional, la elegancia se cuenta con cuentagotas, pero es algo que nunca se olvida…