Más hechos y menos palabras

    La Asamblea General de las Naciones Unidas ha proclamado al año 2010 como el año internacional del acercamiento de las culturas. Hasta aquí todo muy bonito, después vendrá fiestas, eventos, congresos,… Y después de todo, ¿qué sacaremos en claro?

    Creo que desgraciadamente estamos acostumbrados a que se habla más de lo que realmente se hace y una idea tan brillante como la cohesión de las culturas no debería quedarse, como decimos en España, “en agua de borrajas”. El conocimiento y acercamiento a otras culturas es algo increíblemente enriquecedor, podemos aprender muchas cosas unos de otros y descubrir que juntos podemos crecer aportando nuevas formas de ver la sociedad. ¿Por qué no dejamos de hablar y nos ponemos manos a la obra?