El 93% de las mejores marcas experimentan el abuso de su marca online

Madrid, 18 de abril de 2016- Este año se cumplen 46 años desde el día en que el Convenio de la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual) entró en vigor. Su principal objetivo es aumentar la comprensión general de la Propiedad Intelectual, y promover la discusión sobre el papel de la Propiedad Intelectual en el fomento de la innovación y la creatividad.

 

A apenas unos días del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el próximo 26 de abril, MarkMonitor ha analizado los peligros que acechan a las marcas en 2016.

 

El Día Mundial de la Propiedad Intelectual invita a las marcas a reflexionar sobre la necesidad de establecer estrategias globales de protección de marca.  Ya que las amenazas para los negocios online son cada vez más reales, y es esencial que estas estrategias evolucionen junto con el entorno, en constante cambio, con el fin de mantener su eficacia.

 

Las últimas estadísticas muestran que el 93 por ciento de las mejores marcas experimentan al abuso de su marca online. Las mejores estrategias de protección de marca implican reaccionar a los cambios y tendencias, y luego ponerse en forma proactiva en marcha medidas para combatirlas.

 

Las tendencias del año pasado, como el aumento en el marketing multicanal y el rápido crecimiento del streaming de medios digitales han llegado hasta 2016, pero hay también varias tendencias nuevas y en expansión que va necesitan inevitablemente, a la mayor brevedad marcas para mantener sus negocios en línea seguros.

 

Destacan el Streaming de medios digitales que se espera que sea aún más dominante este año y conlleve un aumento creciente en la piratería de la transmisión de vídeo online.

 

En este ambiente cambiante de la piratería digital las empresas deben incluir las plataformas de streaming como parte de sus programas de vigilancia. Un nuevo tipo de piratería que se espera que aumente notablemente los próximos meses es la aplicación de streaming con motor BitTorrent que permite a los usuarios ver miles de películas de forma instantánea.

 

Por otro lado, las empresas deben de realizar un esfuerzo en el seguimiento y control de lo que sucede con sus marcas en la llamada Web Profunda dónde las páginas web no están indexadas, páginas son de contenido dinámico y la información privada es inaccesible a través de navegadores regulares o motores de búsqueda.

 

En esta parte de la web es más fácil vender mercancías falsificadas o de mercado gris, recoger las credenciales de usuario, difundir malware, participar en asociación falsa, y llevar a cabo estafas al consumidor. Los usuarios de Internet tienden a ser dirigidos a la Web Profunda a través de una variedad de métodos, incluyendo el spam, anuncios, y los ‘ciberocupas’ de nombres de dominio.

 

Sin embargo, para evitar el abuso que ocurre en gran parte de la Web profunda, se pueden utilizar estrategias de control estándares.

 

También es una amenaza real para las marcas globales la rápida evolución del sector de la impresión en 3D que según el Informe Wohlers de 2014, podría generar a nivel global unos 11,2 millones de euros en ingresos en 2018.

 

El potencial abuso de propiedad intelectual causado por la impresión en 3D se centra tanto en productos digitales como físicos.  La disponibilidad de planes de diseño y archivos CAD debe ser monitoreada a través de Internet ya que a menudo son la fuente del abuso de los derechos de autor de impresión 3D y de Propiedad Intelectual.

 

Por último, las marcas deben estar pendientes en todo momento del malware que ahora es más fácil de crear y está más diversificado que nunca. Las variaciones incluyen software espía, como el troyano Win32/Meredrop y troyanos de acceso remoto como el Back Office y el AlienSpv. Los propietarios de marcas también deben estar en guardia contra el ransomware que los defraudadores diseñan específicamente para la generación de ingresos directos. El método online ‘Estilo Dick Turpin’ implica que las víctimas se ven obligadas a pagar un rescate si quieren tener acceso a sus sistemas, u obtener sus datos de nuevo.