LA ANTIGUA PESETA PROTAGONISTA DE LA CRISIS

¿Quién no tiene guardadas monedas de 5 pesetas o 25?
Recuerdos de una época pasada, donde la rubia (nombre que denominaba a
la peseta por su color) era la reina de los intercambios monetarios. La llegada
del euro supuso que muchas de ellas terminaran en el baúl de los recuerdos
de muchos españoles…. Pero la crisis llegó con fuerza, y de nuevo las pesetas
salieron a la circulación, para ser canjeadas por la moneda actual y así poder
contar con un poco más de presupuesto a final de mes…

Las cifras que arroja el Banco de España reflejan que los
españoles canjeamos 499,1 millones de las antiguas pesetas en marzo, es decir,
más de tres millones de euros el triple que en el mes anterior. Desde Foro
Internacional de Marketing
observamos que el peso de la crisis, real o
psicológico, es capaz de hacernos desprender de algunos de nuestros recuerdos.
El marketing emocional, ahora tan de moda, quizás debería aprovechar
esta baza y analizar hasta qué punto somos influenciables desde una perspectiva
psicológica.