SE ACABÓ ESPIAR EN INTERNET

Qué mejor manera de conocer a la competencia, que
espiándola. Esta delictiva “estrategia de marketing” es la que debió
pensar el empresario gallego, que mediante el uso de un troyano infectó el sistema
informático de la competencia y fue capaz de descubrir claves y secretos de la
misma a través de esta fraudulenta forma de investigación. Un año después, tras
la seria sospecha del titular de la cuenta de que alguien estaba accediendo a
su ordenador, este empresario ha sido detenido.

 

Estudiar a la competencia es algo primordial en toda
estrategia de marketing, saber por dónde se mueve, qué bazas tiene, qué
fortalezas y debilidades… Sin embargo, acciones como apropiarse de
información privilegiada sobre clientes, proveedores y relaciones comerciales
abandonan el terreno de la sana competencia y pasa a un terreno vetado por la
legalidad. Herramientas como la red tienen un doble rasero, y su control se
hace cada día más necesario.