LAS MARCAS BLANCAS ESTÁN AL ALZA

Uno de los síntomas de la desaceleración económica en la que estamos inmersos es el aumento del consumo de las marcas blancas. Según los últimos datos de la empresa de investigación TNS Worldpanel, un tercio del gasto en productos de gran consumo han sido marcas de distribuidor. Su precio más económico así como sus estrategias en marketing, han logrado posicionar a este tipo de productos en puestos relevantes en el mercado.

Del mismo estudio sobre consumo se desprende que la ralentización de las ventas no está siendo homogénea entre los distintos colectivos. Un ejemplo de ello es que las familias numerosas están reduciendo el consumo, mientras que las parejas sin hijos siguen incrementando su nivel de gasto. Sin duda, los profesionales del marketing tienen ahí un gran nicho en el que potenciar sus productos… más, cuando la situación global en España no anda en sus mejores momentos.