LA CERVEZA TAMBIÉN INNOVA

Lo que son las palomitas al cine, parece ser que es el vino a los restaurantes… Tópicos. Pero, ¿qué sucede cuando quieres salirte de estos estándares? Que lo tienes difícil, no tanto en el primer ejemplo, pero sí en el segundo. Pedir una cerveza para acompañar la comida, se convierte en “misión imposible”, pues en muchos restaurantes de prestigio no sirven dicha bebida. ¿Falta de glamour? No, falta de innovación, de visión de marketing… Pero ahora la marca catalana de cerveza, Damm, se alía con los fieles a la cerveza, vistiendo de gala a la rubia. Un nuevo formato similar al de los mejores vinos y cavas.

 

De nuevo un ejemplo de una buena visión de marketing. Cuando existe un nicho de mercado que demanda un servicio, no hay que volver la espalda y hacer oídos sordos. En este caso, la solución ha sido la de embotellar la bebida demandada en un envase mucho más acorde al establecimiento donde se dispensa.