UN ADIÓS CON AÑORANZA

El próximo 1 de junio es la fecha límite para que las aerolíneas que pertenecen a la Asociación Internacional de Líneas Aéreas (IATA) se despidan del papel. Ahora todos los viajeros tendrán que conformarse con los billetes electrónicos, una muestra más de que debemos adaptarnos a las nuevas tecnologías y olvidarnos de herramientas obsoletas que además suponen enormes gastos a las empresas. Y es que la emisión de un billete en papel supone un gasto de 6,75 euros frente a los 67 céntimos del electrónico.

Con esta medida se prevé que la industria aérea ahorre 2.025 millones de euros, además del beneficio medioambiental que traerá consigo. En Foromarketing creemos que la tendencia por el ahorro y la contribución al medio ambiente traerá a las empresas beneficios incuantificables, sobre todo, si saben enfocar sus campañas de publicidad y marketing y posicionan sus marcas puntualizando en esas medidas.