Venta a pérdida

    Venta caracterizada porque el precio aplicado a un producto es inferior al de adquisición, según factura, una vez deducida la parte proporcional de los descuentos que figuren en la misma, o al coste efectivo de producción si el artículo hubiese sido fabricado por el propio comerciante. Esta práctica comercial está prohibida por la Ley 7/96 de Ordenación del Comercio Minorista.