HORARIOS COMERCIALES, LA POLÉMICA ESTÁ SERVIDA

¿Quieres recibir nuestra recopilación semanal de noticias?

Le informamos que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por RMG & ASOCIADOS S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado le informamos que los datos que no facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de RMG & ASOCIADOS S.L) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp.

La Comunidad de Madrid planea ampliar en 2008 los horarios comerciales, a pesar de ser la comunidad que más domingos y festivos abre. Esto responde a la demanda por parte de los madrileños, pues un estudio afirma que el 60% quiere más tiempo para comprar. En la actualidad, los establecimientos de más de 300 metros cuadrados tienen permitido abrir hasta un máximo de 20 días no laborables, los más pequeños tienen libertad total. En el resto de España, lo habitual es que abran una media de 8 días. La situación laboral actual hace que se demande dicha amplitud horaria, por lo que las estrategias de marketing van encaminadas a hacer que se dosifiquen los días de las compras, centralizadas en viernes, sábado y domingo.
Desde Foromarketing no desaprobamos esta medida, pero nos mantenemos también a la expectativa, el tiempo será quien demuestre la eficacia o no de esta nueva normativa. Sin embargo, los profesionales del marketing que componemos este foro vemos que es urgente una adaptación de las estrategias del pequeño comercio, puesto que debe ser más sensible a los cambios de mercado. Por otro lado, también vemos que la Administración debe apostar más por las ayudas a los comercios tradicionales, para que éstos puedan seguir el ritmo que marcan “los grandes”.