LAS NAVIDADES, GRAN INTERROGANTE PARA EL CONSUMO

Llega la Navidad. Luces, escaparates engalanados, regalos, compras… y bombardeo de noticias negativas sobre la marcha de la economía para consumidores y comerciantes. Los primeros resultados nefastos llegan desde el otro lado del charco.  La temporada de compras en EEUU empieza con mal pie. Lo pone de manifiesto el ‘Black Friday’ (Viernes Negro), el cuarto jueves de noviembre que marca el inicio de las ventas para Navidad con increíbles rebajas que no duran más que unas cuantas horas. Las ventas aumentaron, pero el punto de inflexión lo marcó el gasto que realizó cada comprador, que disminuyó notablemente. Que las colas en los mostradores de los comercios fueran la tónica del Black Friday se explica por las rebajas en los productos y la apuesta de los consumidores por estos descuentos. Así, en este puente, cada americano ha gastado 348 dólares, frente a los 360 del año pasado, según la Federación Nacional de Comercio. ¿Vamos, entonces, directos hacia una mala temporada de compras navideñas?

Los comerciantes tendrán que ponerse las pilas en cuanto a sus estrategias de marketing, aunque- ¡no se asusten!- los expertos pronostican que la inflación y el pesimismo sobre la economía no frenarán el consumo durante las fiestas. La subida imparable del precio de los alimentos se notará en los bolsillos, por lo que los consumidores declinarán en sus gastos dedicados a regalos. Los consumidores irán a las tiendas, sí, pero cambiarán los televisores de plasma, marcos digitales…por regalos que no hagan tanto daño a los bolsillos. Ésta sí que puede ser una buena estrategia de marketing.