LA CALLE PRECIADOS SE CONVIERTE EN LA ZONA COMERCIAL MÁS CARA

Según un estudio de marketing de la consultora inmobiliaria Aguirre Newman, se revela que la madrileña calle Preciados es la calle comercial más cara de toda España. El alquiler de los locales alcanza la friolera de 215 euros por metro y mes, es decir unos 300 dólares aproximadamente.  El motivo no es otro que el aumento de la demanda, concretamente por parte del comercio minorista. Parece ser que los locales comerciales se están perfilando como la inversión inmobiliaria más rentable, pues el riesgo de desocupación es mínimo, ya que la rentabilidad en volumen de ventas es muy positiva, y las expectativas de sus rentas son cada vez más alcistas.

La ubicación de un negocio es uno de los factores más influyentes en el recuento de caja final. No es lo mismo tener un negocio en una escondida calle en las afueras de una ciudad, que situarla en el centro neurálgico de las compras, compulsivas o no, de la capital. Los profesionales del marketing son conscientes de esta oleada alcista y se preguntan cuál es el precio de tener un negocio y las compensaciones económicas que les llevan a estas inversiones tan elevadas.