LOS INTERNAUTAS ESPAÑOLES DESCONFIAN DE COMPRAR A TRAVÉS DE INTERNET

Tan sólo el 28% de los internautas ha probado el comercio electrónico, que el año pasado movió un volumen de negocio de 1.873 millones de euros, un veinte por ciento más. A este ritmo de crecimiento, tardaremos 23 años en converger con Europa.


Esto se debe a la desconfianza que tienen los usuarios en las formas de pago y el temor a dar datos personales a través de la red. A esto se le suma que el 87% de los internautas no piensan comprar “nunca” por Internet. Sin embargo se confía en que en un futuro, las cifras se disparen, cuando los internautas jóvenes adquieran capacidad de compra.

Una vez más se demuestra que España sigue a la cola de Europa en cuanto a nuevas tecnologías. ¡Cuándo nos daremos cuenta que la I+D no es un gasto, sino una inversión rentable a medio y largo plazo!