BRINDEMOS CON CAVA

Freixenet, que ha presentado recientemente uno de los spots navideños que más expectación crea en España, perdió en 2005 el 6% de sus ventas por el boicot, porcentaje que se suma al 4% del 2004 y que hace que la compañía haya disminuido sus ventas en un 10% en los dos últimos ejercicios. En el Foro Internacional del Marketing siempre hemos dicho que cualquier criterio del mercado y la forma de enfocar los artículos es totalmente aséptica, independientemente de las cuestiones políticas, religiosas o culturales. Por ello, no entendemos porqué se hace boicot a un producto que ha salido de nuestras fronteras y que tiene una magnífica imagen de marca. No aceptamos el veto a la comunidad catalana pues tiramos piedras sobre nuestro propio país, haciendo que Francia aproveche las ventas, perdiéndonos así degustar un magnífico producto. Por tanto, este año, desde Madrid brindaremos con cava.