Los retos del periodismo actual

Los tiempos cambian y, con ellos, las costumbres, los valores, los modos de trabajo y los trabajos en sí, en muchos casos. Aparecen nuevas ideas, nuevas formas de actuación, y todas ellas son importantes y determinantes para el día a día laboral.

Es el caso del periodismo, una profesión que ha navegado por mares muy diferentes desde que se escribió la primera crónica hacia mediados del siglo XV y que hoy en día se enfrenta a una dura realidad. Atrás quedan los tiempos de gloria en los que un reportero se convertía en argumento de autoridad, ya que con sus escritos y sus interpretaciones de la realidad servía de ojos para muchos. Eran tiempos de bonanza para una profesión en decadencia. Por entonces, la principal característica de los medios de comunicación, que es la de analizar la realidad aportando causas y consecuencias que la expliquen en profundidad (es decir, que la interpreten), era bien sabida y llevada a cabo por eficaces y profesionales empresas de comunicación.

Sin embargo, poco queda ya de aquella realidad. El camino ha sido duro, son muchos los obstáculos que se han ido sucediendo. Desde intrusismo profesional por parte de quienes no forman parte del mundo periodístico, y que con sus actuaciones no hacen sino desprestigiar una profesión que ha ido tejiéndose su propia personalidad, hasta nuevos modos de comunicación que han ido relegando a los viejos modos, y que, en consecuencia, han provocado una reconversión del sector.

Por todo ello, hay que pararse a reflexionar. Hay que analizar la realidad y establecer cuáles son las nuevas vías de actuación. Una de esas vías es Internet, área que es necesario dotar del prestigio que merece, aprovechar sus posibilidades y convertirla en protagonista de la profesión. Pero todo ello con profesionalidad y un análisis exhaustivo, porque en muchos casos es un arma de doble filo que ofrece muchas ventajas pero que también provoca grandes inconvenientes.

Internet es el medio del futuro: es emisor, receptor y mensaje, es comunicación. En torno a Internet se han forjado nuevos y numerosos medios, se han creado nuevas estrategias y se han consolidado mensajes e ideas. Por ello, el periodista debe adaptar su día a día a esta realidad, debe apropiarse de las ventajas de la red y hacerlas suyas y, lo más importante, debe crear su estrategia profesional a través de sus herramientas. Debe, en pocas palabras, convertirse en el community manager que posea la información, la interprete y la difunda a través de todos los canales que se distribuyen por la red. De esta manera, con su profesionalidad y conocimientos, con el buen uso de las herramientas que ofrece Internet, el periodismo recuperará ese reconocimiento perdido y se posicionará de nuevo como el fiel intérprete de la realidad, en todas sus facetas.

Marta Turiño
Responsable de Cuentas de RMG & Asociados