LA MARCA LLEGA AL MUNDO FERIAL

En 2005 se estrenaba el esperado espectáculo Hoy no me puedo levantar en unos antiguos cines de Madrid que cambiaban su tradicional nombre, ya convertidos en teatro Movistar, para la ocasión. A Telefónica la estrategia de marketing le funcionó bien y ahora utiliza el naming right, es decir,  vincular una compañía con un lugar, para darle nombre al antiguo rocódromo de la capital española que pasará a llamarse Telefónica Arena Madrid durante los próximos cinco años. Y como el patrocinio, la publicidad y el marketing no son gratis, la operadora tendrá que pagar en este periodo 7,5 millones de euros al Ayuntamiento de Madrid.

Desde foromarketing siempre hemos insistido en que la publicidad tradicional está perdiendo efectividad, así que nos parece brillante que se busquen nuevas estrategias de marketing con las que llegar al mercado, que además fomentan el compromiso social y la notoriedad de la marca en un segmento de público más amplio.