Se acabó lo bueno

    ¿Por qué los periodistas se empeñan en deprimirnos más de lo que estamos? Los telediarios están llenos de reportajes sobre la vuelta de las vacaciones, nos enseñan cómo hace las maletas la familia Fernández, salen médicos hablando de la depresión post vacacional y nos muestran imágenes de las playas…parece que disfrutan metiendo el dedo en la llaga.

    Por mi parte, después de un mes sin trabajar, como para gran parte de la población, se acabó lo bueno y he llegado a una conclusión: no me vuelvo a coger todas las vacaciones juntas. Son todo desventajas: en primer lugar, sabes que ya no tienes ningún día libre hasta Navidad; además, la desconexión durante ese tiempo hace que el tortazo a la vuelta sea mucho mayor; y por último, pero no menos importante, el número de kilos que engordas es directamente proporcional al número de días que estás fuera de casa.

    En resumen, que aquí me tienen intentando ponerme al día de los más de 600 emails que tengo, cansado de escuchar las vacaciones de mis compañeros que parecen niños de vuelta al cole y sin parar de pensar en la ensaladita que me toca comer hoy…no sé quién inventó el calendario laboral pero voy a recoger firmas para que lo revisen ¡ya!.