Desatención al cliente

    En la entrada de esta semana os voy a contar algo que me ha ocurrido estos días y con lo que alucino. Y es que hay vendedores que no quieren mi dinero… ni el de muchos. Ver para creer. Yo partiéndome el lomo para sacarme mi “sueldazo” y la gente pasando del tema.

    Y no es que fuera precisamente a comprar “un chuche”, sino que iba a dejarme un buen dinero en un frigorífico de tipo americano. Allí pasaban los minutos y ni un alma. Mi enfado, rectifico, mi perplejidad, fue aumentando por momentos. Me decidí a moverme entre lineales para descubrir el porqué.

    Y ohhhh… Jugaba España y hasta el de seguridad estaba allí. Me dieron ganas de dar unas palmadas, pero me pareció excesivo. Decidí marcharme con la música a otra parte… con mi dinero, a casa. Lo peor de todo es que seguramente fue una situación calcada en muchos otros sitios. ¿Por qué estarán cayendo las ventas?… si me muerdo, me enveneno.