EN SEPTIEMBRE, MÁS DE LO MISMO

Septiembre es el mes de los buenos propósitos, algo que saben bien grupos editoriales como Planeta de Agostini, Ediciones del Prado o Salvat, que deciden inundar los espacios publicitarios y los quioscos españoles con nuevas colecciones por fascículos con el fin de cautivar al consumidor para que los compre. Éste,  movido por el deseo de comenzar, (y terminar) algo que le pueda reportar una utilidad, ya sean los últimos estrenos en DVD, una casa de muñecas o un modelo de submarino de la I Guerra Mundial, actúa de la misma forma que se propone acudir al gimnasio o dejar de fumar, es decir, convirtiendo esas acciones en simples propósitos. Sin embargo, en Foromarketing pensamos que esta estrategia de marketing no deja de ser un espejismo.

Las cerca de 250 colecciones que se lanzan, en su gran mayoría, en este período, suponen más de la mitad de los ingresos anuales de las editoriales, que confían en que los consumidores las terminen; sin embargo, el 80% de ellos sólo llega a comprar la primera entrega y ni siquiera el 10% termina la colección. El gancho de estos artículos suele ser el precio de lanzamiento, hasta un 50% menor que el de las siguientes entregas. Si a esto añadimos que cada editorial lanza en una misma temporada varias colecciones, comprobaremos que con este tipo de actuaciones no estamos consiguiendo fidelizar al consumidor, sino cautivarlo a través de promociones a corto plazo.