YA TENEMOS OTRO TÉRMINO NUEVO

Sin duda, el deseo de cualquier empresario sería saber que el nuevo producto que va a lanzar al mercado va a triunfar. Pero, ¿existe alguna forma de anticiparse al éxito? Aunque no existe una ciencia exacta, sí que hay otros modos de testear las necesidades de las personas. Los “cool-hunters” dedican su tiempo a observar qué estilo de vida predomina en cada lugar para contárselo a las diferentes compañías, que desarrollan sus productos en función a ello. La clave de esta actividad es encontrar las nuevas tendencias y captar las novedades que más tarde demandarán los consumidores. Para ello, hay que tener una mente muy abierta y ser capaz de captar cada detalle, no sólo en el mundo de la moda, sino en otros sectores que también buscan su asesoramiento. Desde FIM damos la bienvenida a estos profesionales ya que nos parece muy interesante esta forma de tantear el mercado, pero también recordamos que no es una metodología nueva ya que Zara, desde sus comienzos, ha basado su éxito en esta forma de actuar, observar las tendencias para tenerlas en el mercado en 15 días.