ALONSO, CAMPEÓN MUNDIAL DE LA PUBLICIDAD

Los anunciantes que ya se habían subido al bólido de Alonso tienen ahora, con el título mundial de piloto asturiano y el campeonato de constructores, una oportunidad de oro para aprovechar la estela mediática del campeón. En estos meses Alonso se ha convertido en todo un líder de opinión y en una figura muy destacada, que está reportándole grandes beneficios a él y a sus patrocinadores. Las cifras, cuanto menos, estremecen. Fernando Alonso ingresa (por contrato con la escudería y patrocinadores) alrededor de 15 millones de euros; de Renault recibe siete millones y los ocho millones restantes proceden de patrocinadores personales como Sandoz, Hero Muesly,  y los sponsors que recibe a través de equipo, como Telefónica o Mutua Madrileña.

El piloto asturiano se consolida así como uno de los “hombres anuncio” más deseados del deporte mundial aunque aún queda lejos de deportistas con una nómina bastante más abultada que la suya. En golf, Tiger Woods recibe 80 millones de euros anuales; en baloncesto, Michel Jordan alcanza más de 35 millones de euros y Andrea Agassi, en tenis,  percibe por temporada 28 millones. Su compañero de aventuras, Michael Schumacher, habrá perdido este año el campeonato de Fórmula 1 ante Alonso, pero sigue aventajándole en el número de ceros en el cheque, igualando la nómina de Woods.