Buytrendy: a la moda con el armario de las influencers

Si a Víctor Manuel le diera hoy  por versionar su tema “A dónde irán los besos que guardamos, que no damos…”, filtrando la letra por el tamiz 2.0 de las instagramers, acabaría cantándole a la moda. Cuestionándose a dónde irá a parar toda la ropa que le regalan a las influencers y solo se ponen una vez. El tema es que a otro Víctor, pero de apellido García-Nadal, y con más espíritu emprendedor que bohemio, sí que le dio por preguntarse cómo gestionaban las influencers sus armarios cuando recibían 2 o 3 prendas al día de media que solo usaban un par de veces. Y como visionario y emprendedor, decidió hacer de la oportunidad un negocio al que ha llamado Buytrendy.

¿A dónde irá a parar toda la ropa que le regalan a las influencers y solo se ponen una vez?

Víctor García-Nadal RoigPara dar solución a este problema de espacio y orden, a Víctor García-Nadal Roig -CEO y fundador de la compañía– se le ocurrió que por qué no ofrecer en una misma plataforma todas esas prendas de tendencia que llevaban tus fashion-influencers favoritas. De este modo se le daba salida a dos demandas: por un lado la de ofrecer al público artículos de moda casi nuevos a la mitad de su precio original, y por otro desahogar los armarios de las influencers, que tras promocionar una prenda, optaban además a ganar un tanto por ciento de la venta.

¿Por qué no ofrecer en una misma plataforma todas esas prendas que llevaban tus fashion-influencers?

Perfil armario Buytrendy SaraemdiEl resultado es una plataforma digital –disponible también en app-, que desde su puesta en marcha el 19 de abril de este año ya ha conseguido hacerse con los armarios de 42 influencers españolas y que espera terminar 2017 con seiscientas y 120.000 euros de beneficio.

Buytrendy ha conseguido hacerse con los armarios de 42 influencers españolas.

“Nuestro método de captación de influencers lo realizamos por tres vías: tocando puerta a puerta a las influencers que nos interesan según su perfil de Instagram, número de seguidores, su capacidad de interacción…un segundo método que sería el trabajo con agencias de influencers especializadas como Influgency y por supuesto, a través de publicidad en redes sociales, blog o email marketing“, explica el CEO, quien asegura que los criterios para poder vender en Buytrendy como influencer no son tener una talla 36 ni vestir firmas de moda de lujo, “tenemos influencers de todo tipo, porque el requisito no es estar delgada ni si su ropa es más o menos cara. El valor de una influencer está precisamente en su poder para influir en la gente, y eso también lo puede hacer una chica mona o un ejecutivo de éxito”, apunta García-Nadal.

El valor de una influencer está precisamente en su poder para influir.

Alex Rivière con 105 K en su Instagram, Jenny (My Petit Pleasures) con 80,5 K Paula Nata 36,4 k o Alli Morón 77,2  forman ya parte de la cantera de Buytrendy.

Apariencia Buytrendy AppLas similitudes de esta plataforma con Chicfy o 21 Buttons podrían ser objeto de comparación, pero García-Nadal defiende varios puntos clave de su negocio que le aportan un valor diferencial reseñable. “Nosotros ofrecemos exclusividad para la influencer y un servicio 360º, porque nos preocupamos de ir a donde nos digan para hacer el shooting de la ropa, recogerla y tramitar el pedido para su envío a la clienta“, expone. “Por otro lado, no solo te ofrecemos ropa de las influencers, sino que nos preocupamos por crear contenido inspiracional sobre tendencias, estilo de vida, viajes…y eso nos favorece la retención de nuestro usuario, y en tercer lugar cuidamos especialmente el packaging en nuestros envíos, por lo que comprar en Buyrtendy es una experiencia especial que te conecta con la influencer. Incluimos en nuestros pedidos una nota personalizada o una foto firmada por ella e incluso podemos incorporar un chupa-chups, por ejemplo, si es algo característico de la influencer a la que ha comprado la ropa”.

Comprar en Buytrendy es una experiencia especial que te conecta con la influencer.

Armarios influencers BuytrendyPese a que a priori la mitomanía de las influencers o el hecho de comprar prendas de reestreno pueda parecer un fenómeno muy “teenager”, lo cierto es que la clienta tipo de Buytrendy es una profesional en su primera etapa laboral de entre 25 y 34 años con un tíquet de compra medio de 73 euros. “Cosa que nos ha sorprendido hasta a nosotros”, afirma el CEO. “Tenemos marcas de todo tipo, desde firmas de las habituales que vemos cada día en la calle, como otras de alta gama tipo Dior, Gucci o Parada, precisamente ayer vendimos unos zapatos de Yves Saint Laurent de 350 euros. La verdad es que tengas más o menos dinero para comprar ropa, ¿por qué no comprar las prendas que te gustan prácticamente nuevas pero por la mitad?”.

Buytrendy ha entrado en la aceleradora de empresas Conector y antes de que finalice el año pretende cerrar una ronda de financiación de 200.000 euros.  Su modelo de negocio monetiza comisionando un 30% de la venta de la influencer, ”que puede poner el precio que quiera a su ropa, pero nosotros le recomendamos que sea al menos un 50% más barato que su precio original”.

Pretende cerrar una ronda de financiación de 200.000 euros.

Víctor García-Nadal Roig, graduado en Ingeniería Multimedia, se siente especialmente orgulloso de la vertiente social del negocio. “Trabajamos con ‘Mi compañero de viaje’, que es una ONG dedicada al estudio del cáncer en personas jóvenes. Las influencers que quieran, pueden optar a donar un parte del dinero que obtienen de la venta a esta entidad, y a su vez la clienta que recibe prendas de estas influencers, tienen una pulsera de regalo de la ONG”.

Entre las apuestas más arriesgadas con las que Buytrendy encara la temporada está la de incluir influencers del mundo masculino en su plataforma, “pero hay pocos, suelen consumir formas más caras y tendríamos que enfocarlo de otra manera. Por eso queremos hacer test a ver qué tal funciona”. Las previsiones apuntan a una facturación de alrededor de un millón de euros en 2018 y de cinco millones en 2019.

Apuestan por incluir influencers del mundo masculino.

Dejar respuesta